La Generalitat reanuda las obras de canalización del Azarbe de Enmedio situado en la Vega Baja y Baix Vinalopó pese a que destruirá un enclave cultural y natural

Noticia de lacronicaindependiente.com 

 

El director general del Agua, José Alberto Comos, ha anunciado “la reanudación inmediata de las obras de canalización del Azarbe de Enmedio paralizadas desde el año 2012 para evaluar su posible interés cultural.

José Alberto Comos ha realizado estas declaraciones tras mantener una reunión con el alcalde de Dolores, Gabriel Gascón, y representantes del Sindicato General de Agua de Dolores en la localidad alicantina. En este sentido, ha destacado la celeridad de la Conselleria de Presidencia y Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua para reactivar dichas obras, una vez concluido definitivamente el expediente iniciado por la Dirección General de Patrimonio Cultural para evaluar la inclusión de esta obra como patrimonio histórico-natural hidráulico dentro del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos con la tipificación de Bienes de Relevancia Local. Cabe destacar que esta canalización supone una inversión de más de 9,3 millones de euros, financiada al 50% entre Generalitat y regantes. Además, se trata de una infraestructura esencial para evitar daños ante posibles inundaciones en los municipios de Dolores, Almoradí, Daya Nueva, San Felipe Neri, San Fulgencio y desbordamientos en los azarbes de Mayayo, Abanilla y la acequia mayor de Almoradí. De este modo, el Azarbe de Enmedio verá duplicada su capacidad de desagüe y permitirá garantizar el regadío, así como la viabilidad económica de cientos de agricultores de Dolores y San Fulgencio, especialmente. A pesar de la paralización de las obras, la Generalitat ya ha entubado y canalizado diversos tramos en la cabeza y cola. No obstante, está pendiente canalizar, mediante hormigón armado de 4 metros de ancho y 2,5 metros de alto, alrededor de 8,2 kilómetros objeto del proyecto, así como realizar un camino paralelo a la traza con un ancho de 4 metros construido con suelo seleccionado y acabado con zahorra artificial y 3 compuertas de paradas (portones) en el canal construidas en acero inoxidable AISI 316, desmultiplicados y sistema de contrapesa.

Grupos conservacionistas, sociales y la Universidad de Alicante se opusieron al proyecto debido al importante impacto ambiental que tendría así como hacia numerosos elementos históricos

Reseñar que en 2013 la Asociación de Desarrollo Rural del Camp d’Elx (ADR) y el Instituto Multidisciplinar para el estudio del Medio “Ramón Margalet” de la Universidad de Alicante (UA), anunciaron ahber conseguido un nuevo logro de cara a conservar el patrimonio histórico-natural hidráulico relacionado con el regadío tradicional de Elche y el Bajo Segura. Y ello se debio a que sus peticiones encontraron respuesta por parte de la Conselleria de Cultura, que en un escrito instaba a que el azarbe de Enmedio que atraviesa los términos municipales de Dolores, Elche y San Fulgencio, sea incluido en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos con la tipificación de Bienes de Relevancia Local. Cultura así lo expuso tras constatar la dirección general de Patrimonio Cultural, a través de la unidad de Etnología, “los destacados valores que como espacio etnológico tiene el citado azarbe, y requiere por ello de los respectivos ayuntamientos que “modifiquen sus respectivos catálogos para su inclusión como Bien de Relevancia Local”. Los colectivos solicitantes consideran que a pesar de la respuesta de la Conselleria de Cultura, “todavía no se han conseguido nuestros objetivos ya que, no se han definido de manera oficial los ayuntamientos implicados de cara a proteger el azarbe y sus elementos históricos”. Reseñar que la principal amenaza para el azarbe de Enmedio es su canalización que sustituiría sus orillas de tierra y arbolado por muros de cemento. El profesor de la UA, Carlos Martín Cantarino, señaló que se trata de una actuación “que va en contra de preservar tanto nuestro patrimonio natural, como agrícola e histórico”. Aseguró que el proyecto hará desaparecer uno de los últimos azarbes de tierra existentes en todo el sur de la provincia y toda su biodiversidad, tanto de flora como de fauna, “de forma especial su arbolado formado por distintas especies”. Explicó por otro lado que las obras de canalización del azarbe harán desaparecer un puente de piedra datado en el siglo XVIII y que representa el único superviviente de este tipo obra construido durante la colonización del Cardenal Belluga. Martín Cantarino estima que la conservación del azarbe “serviría como reclamo turístico ya que, se trata de un recurso paisajístico para revalorizar la actividad de los agricultores que deberían contara con un apoyo para mantenerlo a la hora de realizar la mondas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *