¿Alguien se puede extrañar? Burla del ECOgobierno valenciano, al Patrimonio arbóreo. En Elche tampoco se les espera.


Las consellerías valencianas de Hacienda, y la de Transparencia, han prohibido en la ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales para 2018, aprobar proyectos en los que pudiera resultar que los trabajadores no fijos de empresas públicas de la Generalitat pasen a serlo obligatoriamente, al estar más de 2 años contratados de manera continuada. Esa norma es a su vez de obligada observación en las leyes de presupuestos, por imperativo de otra ley de mayor rango nacional.

En definitiva, la cuestión afecta ahora mismo a varios cientos de trabajadores de empresas y fundaciones de la Generalitat, y se calcula que en conjunto a docenas de miles en todo el Estado, pero como no les afecta simultáneamente a todos, pues resulta que no genera polémica porque es un goteo sucesivo a lo largo de todo el año, conforme les va llegando la fecha de extinción del contrato.

En la Comunidad Valenciana nos queda la pequeña esperanza de que una vez despedidos por ser obligado legalmente, al menos quizás se les pueda recontratar en un plazo no muy largo. Pero para que ello suceda es necesario que se convoque públicamente una prueba de acceso a las plazas para Vaersa, aunque obviamente sólo para otros dos años de duración. Y, claro está, ello suponiendo que nuestros compañeros ganen las plazas, lo cual esperamos dada su experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *